10+ Historias de pequeñas venganzas que muestran por qué hay que portarse bien con los demás (Añade la tuya)

Dicen que es mejor poner la otra mejilla, pero eso a veces no funciona.

Ya recopilamos anteriormente una lista de historias de venganza que te hará pensar 2 veces el portarte mal con los demás, pero esta se centra más en pequeñas venganzas.

Incluso algo tan mezquino como reirse de la forma de hablar de alguien, puede arruinarle el día, y aunque no es un crimen, es algo doloroso y totalmente innecesario. Por suerte, hay vengadores que a veces están ahi en el momento justo y rapidamente tienen el castigo apropiado. Aquí tienes estas historias de pequeñas venganzas, y si tienes tú también alguna que contar, puedes enviárnosla.

#1

(Soy gerente. Tengo una clienta a la que he vendido cosas antes. Charlamos mientras. Por cierto: soy lesbiana.)
Clienta: “¡No puedo creer que el presidente apoyara el matrimonio gay!”
Yo: “¡Sí, es increíble!”
Clienta: “Ese amante de los maricones va a arder en el infierno.”
Yo: *mordiéndome la lengua* Vale…
Clienta: “Deberían reunir a todos los gays y sacrificarlos.”
Yo: “Eso sería malo para mi, ya que soy lesbiana.”
(La mujer se puso pálida y se fue sin decir una palabra. Pocas horas después, me llamó la gerente de otra de nuestras tiendas. A través del teléfono, puedo escuchar a la misma clienta de antes.)
Gerente: *también mujer * “Esta clienta quiere cambiar ciertos productos de tu tienda. Cuando le pregunté qué problema había, dijo que tú los habías contaminado, no sé de qué está hablando. ¿Me lo puedes aclarar?”
Yo: “Bueno, es que descubrió que yo era lesbiana.”
Gerente: “Ya veo. *comienza a hablar con voz melosa* Bueno, te veo esta noche. Deberías ponerte ese juego de lencería de encaje que te compré para tu cumpleaños. ¡Te quiero!” *cuelga*
Estoy muy confusa, ya que nunca he salido con esa gerente, ni me ha comprado lencería, ni, que yo sepa, es lesbiana.
Unos días después, en la reunión semanal de gerentes: La clienta se marchó de la tienda tras creer que la otra gerente también era lesbiana. Esa gerente llamó a todas nuestras tiendas de la zona y les habló de esa clienta. En los siguientes días, esa mujer fue a todas las tiendas en un radio de 20 millas a la redonda intentando cambiar los “productos contaminados”. Todos aquellos con los que habló simularon ser gays y ella se acabó marchando sin lograr cambiar nada.

#2

Estaba en la oficina de Correos cuando una anciana frente a mi pidió un solo sello. La empleada, considerando esto una pérdida de tiempo, resopló, sacó un sello y lo lanzó sin mirar, aterrizando en el suelo. Ni se disculpó ni ofreció a la señora otro sello La señora se lo pensó un momento, recogió el sello y dejó una moneda en el suelo. Dijo gracias alegremente y se marchó. La empleada tuvo que salir de su puesto para recoger el dinero del suelo.

#3

Estaba en Craft Store y solo había una caja abierta, así que había algo de cola. La cajera era una adolescente que tartamudeaba y ceceaba, pero lo hacía lo mejor posible. Mientras la fila avanzaba, ella preguntaba a los clientes las preguntas obligatorias que tenía que hacer según su trabajo, y el hombre detrás de mi se empezó a enfadar e impacientar.
Le ignoré, pero después empezó a imitar la voz de la cajera para que sus hijos se rieran,
cosa que hicieron, y bastante alto. La cajera escuchó estas burlas y a mi me hirvió la sangre por la falta de respeto.
Cuando llegó mi turno, la cajera me preguntó si tenía la tarjeta de la tienda, ya que ofrecía recompensas a los clientes.
Yo: ¿Sí? ¡Qué interesante! Dime más, estoy interesada.
La cajera pareció sorprendida, pero miró al hombre detrás de mi y lo entendió. Nunca he dado mis datos tan despacio. Nunca he hecho tantas preguntas. Ella sonrió y respondió a todo, y el hombre detrás de mi estaba iracundo.
Él: ¿Podrías darte prisa, por favor?
Yo: ¿Y perderme estas recompensas?
Solo tardamos 5 minutos, pero fueron geniales.

#4

Las normas de mi vecindario dicen que los vecinos solo pueden pintar su casa en 7 colores concretos. Mi vecina de al lado, de 75 años, la pintó de otro color. La llevaron a juicio por ello y perdió, ordenándole el juez que en menos de 60 días pintara su casa en alguno de los colores permitidos. Así que lo que hizo fue pintar su casa EN LOS 7 COLORES. La llevaron a juicio otra vez, pero esta vez fallaron a su favor, ya que no estaba incumpliendo las normas, y obligaron a los demandantes a pagar los gastos legales y de la pintura. Al final quitaron la norma de los 7 colores.

#5

.Mis vecinos son una pareja MUY CONSERVADORA. Tienen unos hijos gemelos de 8 años. Juegan mucho en el patio y a veces tiran juguetes dentro del mio. Eso no me molesta mucho, pero los padre exigen que se los tiremos de vuelta.
No lo piden, no llaman a la puerta y se disculpan por la molestia, solo golpean la valla y nos dicen que los devolvamos. También parecen animar a los niños a tirar los juguetes a mi patio.
Después de Navidades, estaban de rebajas en la juguetería, y vi cantidad de Barbies,
Bratz, pintauñas y pelotas con descuento.
Compré 5 de cada cosa que me pareciera que mis vecinos odiarían ver a sus hijos jugando. Así que, la siguiente vez que una figura de acción cae en mi patio, les lanzo una Barbie. Una pelota de Bratz si es un frisbi. Ya les he lanzado un par de pintauñas para niñas y a los gemelos les ha encantado.
Han ido toda la semana con las uñas rosas,
moradas y verdes. Han pasado 2 días y ya o hay juguetes cayendo en mi patio. Y mejor aún, ninguna exigencia maleducada por parte de los padres. Los niños se divierten y yo tengo mi venganza.

#6

Mi (ex) novio quería ir desesperadamente a un concierto de Foo Fighters en verano, pero las entradas estaban agotadísimas. Yo conseguí 2 entradas, se las regalé en Navidad y se puso a dar saltos de contento. Un mes y medio después, tras 3 semanas de ignorarme, me dejó 2 días antes de San Valentín. Me dejó hecha polvo tras año y medio juntos. No hemos vuelto a hablar, pero no había acabado con él. Mi hermano también es un gran fan de Foo Fighters, así que entré en mi cuenta de Ticketmaster y vaya, las entradas se pueden transferir. Así que las puse a nombre de mi hermano, y mi exnovio va a llegar todo ilusionado a las puertas para que le echen.

#7

No sé si los gatos son capaces de vengarse, pero… Mi prometido lleva varios días con problemas digestivos, con lo que no para de tirarse pedos horribles. Apestan la habitación enterar durante mucho rato. Por suerte para sus compañeros, ahora está trabajando desde casa, por desgracia para mi, es tan horrible que me tengo que ir a dormir a otro dormitorio. La otra noche insistió en que uno de los gatos durmiera con él para tener compañía. Por la mañana me dijo que se despertó con el gato frotandole el culo en la cara y tirándose un pedo mortal. Le di mimos extra al gato ese día.

#8

Mi compañero de piso se portaba mal conmigo,
así que froté algo de grasa sobrante tras freír pollo en el botón de encendido de su Xbox.
Ahora, cuando se pone a jugar y su perro pasa cerca, no puede evitar acercarse y olisquear el botón, apagándolo en mitad del juego.

#9

En 8º curso,
solía llevarme 2 sandwiches a clase, uno para la hora de comer y otro para la hora de estudio, en la que nos permitían comer. Un día, me levanté para ir al baño, y al volver, el compañero de delante estaba comiéndose mi sandwich. Me molestó pero no me cabreé. Se lo dije y lo negó. Al día siguiente hice lo mismo, para asegurarme de que era él quien se comía el sandwich. Sí que lo era.El tercer día puse queso con habanero en el sandwich y salsa de pimienta, que sabe pero no huele picante, y me fui al baño. Me tomé mi tiempo, ya que el profesor no permite que haya más de una persona en el baño a la vez, ni que salga a por agua ni nada. Me di hasta un paseo por los pasillos, Tras 10 minutos volví a clase y el ladrón de sandwiches estaba llorando, rojo e histérico deseando huir al baño. Pasó ahí el resto del día.

#10

Esto me acaba de ocurrir y la mujer aún está mirándome mal. Fui al cine y llegué bastante temprano a la película, con lo que estaba solo en la sala. Dediqué ese tiempo a elegir el sitio que más me gustaba, dejé mis cosas, y antes de que empezara la película fui al baño y a por tentempiés. Cuando volví, vi a una mujer con sus hijos moviendo mis cosas a otro asiento para poder quedarse con mi sitio. Me tragué el cabreo, cogí mis cosas y las llevé a otro sitio.
Mientras estoy sentado veo que ella se va al baño con todos sus niños y aprovecho y pongo todas sus cosas en el asiento junto a la entrada, reclamando mi sitio original. La mujer vuelve, ve sus cosas, me mira y se sienta en la fila, ya que a estas alturas está todo lleno. Sigue mirándome mal.

#11

Llevé a mi familia a comer a Applebees. El parking estaba lleno,
así que esperé a que un cliente se marchara para aparcar en su sitio, pero un coche lleno de chicas poco más que adolescentes se me adelantó. Les dije que estaba antes, pero la conductora me dijo “qué pena que no tuviera tu nombre puesto.” Me cabreé, pero esperé a que hubiera otro hueco y entonces aparqué.
Cuando entramos, las chicas estaban en el bar emborrachándose con chupitos y haciendo ruido. Nosotros disfrutamos de nuestra comida, y al pagar, le dije al camarero si quería 20$ extra. Le dije que, 10 minutos después de irnos, fuera a las chicas y les dijera que alguien les había rayado el coche, diciendo que deberían haber aparcado en otro lugar. Por supuesto, NO LES RAYÉ EL COCHE. Llamé 1 hora después y el camarero me dijo que se volvieron locas,
se pusieron a gritar y llamaron a la policía.
BONUS: La policía vino y no vio daño alguno en el coche, pero si vieron que las chicas estaban algo perjudicadas para conducir.
La policía se marchó, pero se quedaron cerca y cuando las chicas salieron y arrancaron el coche… ¡PILLADAS!

#12

Cuando trabajaba en soporte técnico, tenía el jefe más exigente,
maleducado y misógino que podáis imaginar.
Así que un día hice una captura de pantalla
del escritorio de su ordenador, guardé todos los iconos y accesos en una carpeta inocua y puse la captura de fondo. Solo era una imagen, así que no podía clicr en nada.
Pasó horas sin ser capaz de hacer nada normal con su ordenador.

#13

Le puse los cuernos a mi novia y ella lo descubrió poco tiempo después de que rompiéramos. Me ha bloqueado de todas las cuentas, pero cada lunes me desbloquea momentáneamente y me envía espoilers de Juego de Tronos antes de poder ver los capítulos. ¿Cómo puedo conseguir que pare?

#14

Mi profesor de finanzas nos contó una historia sobre cuando estaba llevando la contabilidad de 3 granjeros de Texas en 2008. Los 3 no paraban de quejarse de Obama, de lo malo que era que hubiera un “negro en la Casa Blanca” y que seguro que les subiría los impuestos. Cuando los granjeros le dieron cheques a mi profesor por los servicios prestados, cada uno con 500$, él los donó en nombre de los granjeros a la Fundación United Negro College, para pagar la universidad a familias afroamericanas desfavorecidas. Todos ellos recibieron una carta de agradecimiento.

#15

Una amiga se divorció del imbécil de su marido en circunstancias poco amigables. Cuando ella se fue de la casa, él no le permitió llevarse el router del wifi. Eso no me gustó, porque casualmente, ese router lo había pagado e instalado yo para mi amiga. Así que desde mi coche, entré en el panel de administración del router y cambié todos los ajustes y contraseñas que pude hasta hacer el router inútil. Disfruta de tu wifi, analfabeto informático.

#16

Mi hermana publicó un artículo muy homofóbico en Facebook cuando la ley de los cuartos de baño en Carolina del Norte fue aceptada. Afirmaba que no se sentiría segura yendo de compras a Target si le obligaban a usar el cuarto de baño con una persona transgénero. ¡Qué horror!
Así que, al mes siguiente, en su boda, le di una tarjeta de regalo de Target.
Besos, tu hermano gay ♥

#17

Suelo terminar mis relaciones amigablemente, pero este imbécil me echó a mi y a mis hijos un día de casa llevando nada más que lo puesto y amenazándonos de muerte. Unas horas más tarde, fui con la policía de vuelta a la casa, donde me escoltaron mientras recogía mis pertenencias y las de mis hijos.
Él estaba en el sofá con su nueva novia, ambos muy borrachos. Empaqué todo rápidamente y luego solté unos 100 grillos bajo su cama, su armario, y otras habitaciones. La mayoría eran machos buscando una hembra, harán mucho ruido y se comerán lo que encuentren, mientras que durante el día saben cómo esconderse bien.

#18

Mi madre es profesora de lengua en el instituto. Un día había que presentar un ejercicio en español por grupos, con una semana para prepararlo. Un grupo de chicos tenían que presentarlo y ellos simularon haberlo presentado ayer, diciendo que era culpa de la profesora que se hubiera olvidado y no hubiera escrito las notas. Se negaron a “repetirlo”.
Al día siguiente mi madre se disculpó con ellos,
diciendo que encontró sus notas, y describió todos los errores y fallos que habían cometido. Se lo inventó todo y les suspendió. Ellos no podían hacer nada sin admitir que no habían hecho el ejercicio.

#19

Estábamos sentados junto a la piscina cuando una mujer se pusto a rociarse con un spray de protector solar junto a nosotros, salpicando totalmente a mi mujer.
Le pedimos que se apartara un poco, pero nos ignoró y siguió. Cuando nos marchamos, le robé una de sus chanclas.

#20

Iba caminando por el parking de profesores para llegar a mi coche después de clase. Hay un señor mayor subiéndose a su coche y se ha dejado el café en el techo del mismo. Decido avisarle y digo “Oiga, señor, se ha…” Y entonces me dijo en un tono muy condescendiente: “¡NO! ¡Es Doctor!” “Oh, disculpe, Doctor, no era nada”. Así que me quedé allí mirando como el DOCTOR idiota arrancaba su coche y todo el café se derramaba por la ventanilla y el parabrisas. Me lanzó una mirada mezcla de cabreo y remordimiento, porque se dio cuenta de lo que había ocurrido. Ni siquiera salió del coche, simplemente se fue.

#21

Tras un concierto, estaba en la cola para adquirir merchandising, y era muy larga. De repente,
una madre arrastrando a una adolescente avergonzada se coló, poniéndose delante de mi y de 150 personas más. Cuando se lo dije, ella me respondió que “me metiera en mis asuntos”. La cola avanzó lentamente durante 15 minutos más y ya estando cerca,
avisé a un guardia de seguridad, diciendo que la mujer se había colado. Otras personas de la cola lo verificaron y fue forzada a irse al final de la cola, donde ahora tiene que esperar unos 20 minutos más.

#22

A principios de los 90, compartía una suite en el dormitorio de la universidad con varios chicos.
Uno me llamaba “gordito” todo el rato. Le pedí que no lo hiciera, pero se rió y siguió haciéndolo. Así que llamaba a todos los infocomerciales de la tele para que enviaran pruebas de productos anticaída (sí, él estaba empezando a perder pelo), información turística de sitios como Iowa,
información sobre como dejar de mojar la cama siendo adulto… todo le llegaba a él.
Me acusó de ello, y le dije que por qué iba a hacer yo tal cosa. Continuó mientras vivió en el dormitorio, cuando se mudó, descubrí donde vivía y 2 meses después el bombardeo de correo basura comenzó de nuevo.

#23

En el colegio, me quité un zapato porque tenía una piedrecita dentro.
Otro niño, para hacer la gracia, me lo quitó,
salió corriendo y lo tiró a una colina llena de hierba bastante alta, y se empezó a reir.
Enfadado le dije que fuera a buscarlo y le empujé, con lo que se cayó en la colina. Comenzó a llorar, vino la profesora y al explicarle lo que pasó, le hizo ir a buscar el zapato. Tardó casi una hora en encontrarlo entre toda la hierba.

#24

Mi compañero de piso usa mis toallitas, mi crema de dientes y demás y luego no se molesta en guardarlas en su sitio ni cerrarlas siquiera. Se lo dije y me dijo que le daba igual, que escondiera mis cosas entonces. El fin de semana me dijo que se iba a traer a una chica, y me pidió que me fuera. Así que me fui, y volví a entrar silenciosamente mientras él preparaba la cena. Me escondí en mi cuarto, y cuando llegó la chica, hubo un momento en que él se fue al baño a mear. Cuando salió, entré yo al baño silenciosamente, cagué, y no tiré de la cadena ni bajé la tapa. Media hora después, la chica necesitó ir al baño. Estuvo ahí un total de 6 segundos y salió. 7 minutos después, se marchó de la casa. Creo que te has quedado sin ligue, compañero.

#25

Mi mejor amiga se acostó con mi entonces novio y se lo dijo a todo el mundo antes de que yo me enterase, para que pareciera que yo era la mala por enfadarme. En vez de enfadarme fui siempre superamable con ella, pero ella sentía que debía comportarse mal conmigo. Para final de curso todos la odiaban por tratar mal a alguien tan amable sin razón.

#26

Hay un tipo en nuestra oficina que siempre caga en el baño de la oficina después de comer, apestando toda la zona de trabajo. El jefe pidió que quien necesite hacer aguas mayores fuera al baño de la entrada del edificio, ya que la oficina es pequeña y solo hay un baño, pero no hizo caso. Por suerte, va al baño como un reloj, así que 5 minutos antes de su hora fui y me llevé todo el papel higiénico. Sí, le obligué a ir sin limpiarse el culo.

#27

Cuando era camarera, si alguna mujer de mediana edad era maleducada conmigo (cosa que ocurría a menudo), les ofrecía el descuento para mayores de 65 años. Era genial ver sus caras de sorpresa e incredulidad.

#28

Estaba en un hotel muy viejo cuyo ascensor, también viejo, funcionaba mal. Ya me había quedado atrapado 2 veces, y aunque lo reparaban rápidamente, tenía un aviso para que no subieran en él más de 4 personas juntas. Mi habitación estaba en el 8º piso, y al subir en el ascensor, se subió también una familia de 5 miembros cargados con maletas. Les expliqué el problema del ascensor y les dije que mejor subiéramos en 2 tandas. Se rieron y se negaron, así que fui por las escaleras, llamando al ascensor en cada piso. Les oía quejarse desde el descansillo cada vez que paraba y no había nadie.

#29

Mi hermana mayor me estaba fastidiando mucho de niña, así que probé un truco del libro de “Sabrina la bruja adolescente”: Llenas un baso de agua y granos de maíz, lo cubres de papel de aluminio y en algún momento los granos explotan, haciendo ruido contra el papel de aluminio. Coloqué esto bajo su cama, y como tarda varios días en funcionar, me olvidé. Una noche me despertarn mis hermanas aterrorizadas porque el maíz estaba explotando en mitad de la noche y pensaban que había una rata bajo la cama.

#30

Estaba de compras en una boutique bastante cara, cuando vi un vestido único que me encantó. Era una talla más pequeña que la mía y mientras me preguntaba si debería probármelo, una mujer mayor y esquelética me lo quitó de las manos y me dijo que “con esas caderas tan anchas” el vestido no me iba a entrar.Le quité el vestido y le dije que a mi prima de 13 años le encantaría. Y al final lo compré y le encantó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *